Obras de Teatro, Recitales, Entrevistas, Cartelera Teatral, Cine, Eventos Culturales y artisticos, Festivales Nacionales e Internacionales

martes, 23 de mayo de 2017

CON LAS MANOS ATADAS

presenta

ESTRENO: 28 de Mayo


Domingos 18 hs y 20 hs y Lunes 20hs

En Teatro Dandelión

Córdoba 2429, Piso 1, Derecha
Una obra de Claudia Piñeiro 

Con dirección de Guillermo Ghio  

CON  LAS  MANOS ATADAS


 

 

 

 

 

SINOPSIS


Víctimas de un robo en la escribanía en la que trabajan, Elena y Gutiérrez se ven forzados a pernoctar juntos: el maleante los abandona atados espalda con espalda, incomunicados, en un archivo apartado, donde recién mañana entraran los empleados nuevamente.

Impedidos de liberar sus cuerpos, estos personajes, diametralmente opuestos en su visión de la vida, deberán escucharse y relacionarse por primera vez en los años que trabajan juntos. Se confesaran mutuamente asuntos profundos y, al comprender la soledad propia y la del otro, podrán quizás atisbar un futuro mejor.

Duración: 60 minutos

FICHA TECNICA:
Autora: Claudia Piñeiro
Director: Guillermo Ghio
Actores: Marcela Jove y Pablo Turchl
Vestuario: Pheonía Veloz
Iluminación: Norberto Portal y Tamara Turczyn
Espacio escénico y Selección Musical: Guillermo Ghio
Banda de sonido: Miguel Rur
Asistentes: Tamara Turczyn y Norberto Portal
Fotos: Russarabian
Diseño Gráfico: Matías Vega
Prensa: Marcos Mutuverría - DucheZarate

Desde el 28 de Mayo
Domingos 18 hs y 20 hs y Lunes 20hs
En Teatro Dandelión, Córdoba 2429 Piso 1, Derecha
Localidades : $220.-

MARCOS MUTUVERRIA
Prensa / DucheZarate
Marcos@DucheZarate.com.ar
Llamados o Whatsapp 11 6593 2630
Instagram y Facebook: marcosmutuverria y duchezarate
Twitter: @MarcosMutu @duchezarate


CONCEPTO ARTÍSTICO por Guillermo Ghio

Siempre contar una historia de amor es fascinante. Más cuando esa historia de amor es en apariencia imposible.
Entonces se convierte en la historia de un encuentro, o mejor dicho, de un descubrimiento.
La autora, Claudia Piñeiro, nos tiene acostumbrados a los policiales. Y en este caso, los protagonistas, víctimas de un asalto y reducidos y maniatados, no están exentos de ese género.
Así, una mecánica detectivesca se activa, dejando expuestas algunas zonas de fragilidad-con algunas heridas de identidad- que ira produciendo ese descubrimiento y en consecuencia ese encuentro.
Potenciar esos puntos de “encuentro” va a ser uno de los vectores del concepto artístico a desarrollar, para hacer creíble que esa historia de amor sea posible. Y de allí el segundo punto a destacar: potenciar “la verdad”. Para esto, la proximidad de los espectadores es primordial. Desde la ambientación, que debería resolver con un realismo casi minimalista el ámbito (un archivo de una escribanía) hasta una ambientación “periférica” que vaya introduciendo al espectador en el ámbito de la obra, antes de entrar a la sala.
Si bien esta no es para nada una “idea nueva” en este caso –por las referencias al exterior que la obra hace- estaría perfectamente justificado.
Aparte de la ambientación, el estilo de actuación también será de un realismo casi cinematográfico, donde el pensamiento de los personajes será evidenciado por la expresión de los actores.
Pero para que esto no sea “plano” y adquiera relieve y espesura, se activa el tercer concepto a desarrollar: algunos toques poéticos imprescindibles que marcan la elipsis de tiempo, con la música de Nino Rotta de “Romeo y Julieta” que no sólo dialogan con la intertextualidad de la obra –donde algunas pasajes de la obra del Bardo se hacen presentes- , sino con su esencia, referenciando la historia de amor más grande jamás contada.

CRITERIOS DRAMATURGICOS por Claudia Piñeiro

La génesis de Con las manos atadas fue narrativa. El desafío, entonces, consistió en llevar esa narración literaria a la acción dramática que implica la escritura teatral. En la narración literaria hay recursos del relato y apelaciones a un “lector” que resultan inadecuados puestos sobre un escenario, y por lo tanto deben ser cambiados por otros a los efectos dramatúrgicos.
Al hacer el pasaje de un texto al otro, lo fundamental era establecer el aquí y ahora de esos cuerpos que iban a contar quiénes eran y lo que les pasaba,  arriba de un escenario. Y el aquí y ahora de esos cuerpos es el encierro y la inmovilidad en una relación dispar de poder, lo que implica una gran esfuerzo de dirección y actoral.
Esos cuerpos no se mueven, porque están atados espalda contra espalda,  pero sienten. Y ese es otro aspecto a tener muy en cuenta en la dramaturgia: transmitir la sensualidad y la excitación que poco a poco va creciendo a pesar de las circunstancias.
Pero esa sensualidad y excitación no es entre pares. Hay un jefe y un subalterno. Casi un amo y un esclavo. Alguien defiende la verdad, el dar fe de la escritura notarial, pero miente. Alguien se miente a sí mismo. Pero la circunstancia del encierro va modificando lentamente esa situación. Y la dramaturgia tenía que dar cuenta de eso, mostrando quiénes son en realidad, con la búsqueda de palabras precisas, justas, inequívocas, como dardos que dan en el centro exacto.
Por último, dos consideraciones más relacionadas con  los criterios dramatúrgicos que tuve en cuenta. Una es el humor. Me interesa el humor como lo describe Pirandello, en que luego de la risa provoca la inevitable reflexión: “cómo me puedo estar riendo de esta barbaridad”. No el mero chiste sino, el humor reflexivo. La otra la sensibilidad reprimida en personajes a los que les cuesta manifestar sus sentimientos.  Y el recurso en ese aspecto, fue introducir la verdad de los sentimientos a partir de la citas shakespereanas. Shakespeare dice lo que ellos no podrían decir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario