Obras de Teatro, Recitales, Entrevistas, Cartelera Teatral, Cine, Eventos Culturales y artisticos, Festivales Nacionales e Internacionales

viernes, 9 de septiembre de 2016

Entrevista a Gonzalo Quintana

Ciclos de entrevistas de La Bitácora del Artista



¿Cómo fue que surgió la idea de llevar esta obra al Teatro?
La idea  de llevar esta historia al teatro, fueron las ganas de poder llevar a cabo un proyecto teatral autogestionado con una historia propia. Sabía que quería hacer una obra con música en vivo, que sucediera en el campo, y que tenga algún elemento de género. Por eso convoque a dos actores que admiro mucho Sebastián Villagra y Romina Sanchez y les escribí esta obra. Luego se sumaron dos músicas increíbles que son Florencia Amengual en el bandoneon y Natalia Gonzalez en el bombo y guitarra.

¿Llevo mucho tiempo el armado de la obra y como fue la selección de los actores que la representan?
El armado de la obra tuvo varias instancias. En principio,yo les quería escribir una obra a Sebastián y a Romina y empecé a escribir, estaba un poco trabado en la escritura, por eso les pedí que nos juntemos a improvisar a partir de una serie de pautas. Ahí nos juntamos y empezamos a probar y surgió el vínculo central de la obra que es que ellos dos son hermanos. Una  vez que tenía todo el material de lo visto en los ensayos en mi cabeza, comence a escribir la obra. Gran parte la escribí en Santa Fé, de donde rescate algunas anecdotas  y nombres, también fui a peñas, a cosquín, me interiorice mucho acerca del carnaval norteño y con todo eso pude escribir LOS MAGNÍFICOS DELGADO.


¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando termino la primera función?
Cuando terminó la primera función me puse a llorar. Fue un proceso difícil, duro, en donde me encontré con una obra que es muy chiquita, y simple, pero a la vez compleja. Ensamblar la música en vivo, las coreografías, las escenas, fue complicado. Finalmente quince días antes del estreno, con la sala confirmada, con todo ya casi listo decidimo dar un volantazo en cuanto al sentido de la obra, por eso cambiamos muchas cosas en quince días. La obra en ese corto tiempo cambió considerablemente, pero yo tenía la esperanza de que con público en las sucesivas funciones la cosa se iba a poner mejor. El día del estreno estaba muy nervioso y cuando arrancó la obra fue todo perfecto. Parecía que veníamso haciéndola hace mucho tiempo. Hubo muchos aplausos y fue muy emocionante. La verdad que los que estuvimos en ese proceso podemos decir que fuimos testígos de la magia del teatro.
Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos cuenta la obra?
La obra cuenta el regreso de dos hermanos cantores de Folklore, que vuelven luego de más de veinte años de ausencia a cantar y a reencontrarse con  su pueblo. No todo sale como lo soñado, y a partír de ahí desentrañan las deudas viejas con los vecinos, en una noche en dónde el carnaval, la venganza y la fiesta son las anfitrionas.
¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar las distintas partes de la obra?
El mayor desafío creo que es tener la unidad de todo en la cabeza. En los ensayos, pasó mucho tiempo hasta que pudimos ver la obra entera, de corrido. Y es compleja, los actores hacen más de un personaje, cantan , bailan, hay música en vivo, es complejo y ensamblar eso fue un desafío muy grande.
¿Contanos un poco como fue ese paso de la actuación a la dirección?
Yo soy actor, pero también soy guionista y director de mis películas, junto a mi hermano Hernán. Ese rol de dirigir y escribir en cine lo tengo un poco mas practicado, pero es la primera vez que escribo y dirijo solo para teatro. Los códigos son muy distintos, y una vez que arranca la obra, uno pasa a ser un espectador, no hay nada que puedas hacer, resuelven los actores, las músicas pero uno no puede hacer nada. En el teatro no hay edición, se ve y escucha todo.
Me imagino que después de estos años arriba de un escenario debe haber un tipo de obras teatrales que te gustan más que otras… ¿Cuáles son tus preferidas para actuar y cuales para dirigir?
Me gusta mucho el teatro, ver teatro me parece unos de los planes mas emocionantes. Para actuar, me gustan las obras en donde exista la precisión, y jugar con el estado, y para dirigir me gustan las obras que propongan un mundo particular,con personajes corridos y atravesados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario