Obras de Teatro, Recitales, Entrevistas, Cartelera Teatral, Cine, Eventos Culturales y artisticos, Festivales Nacionales e Internacionales

lunes, 13 de marzo de 2017

Entrevista a Lujan Marangos

presenta

“SEPARARSE DE UNO MISMO”
De Fernando Salvucci
Dirección : Susana Mosciaro
Reestreno Sábado 18 de Marzo 21 hs
Teatro Brilla Cordelia – Tte. Gral. J.D. Perón 1926 – C.A.B.A.
Entrada general : $ 170
RESERVAS :
http://www.deteatro.com.ar/obras/separarsedeunomismo
http://www.alternativateatral.com/obra45279-separarse-de-uno-mismo
ELENCO :
Lucas Martinez Foresi – Luján Marangos – Leandro Sandonato
Ficha técnica :
Autor : Fernando Salvucci
Asistencia de sala : Gustavo Paulela
Asistente de Dirección : Darío Ziskevich
Diseño de luces : Susana Mosciaro
Fotografía : Luján Marangos PH
Iluminación : Joel V. Saunier Rebori
Prensa y difusión :  Laura “Kass” Mathieu – KASSPRESS
NOTAS Y ACREDITACIONES :  kassyarte.producciones@gmail.com       11-5147-9316
Producción : Ying Yang
Vestuario : Asunta Olivieri
Dirección : Susana Mosciaro
 
Entrevista a Lujan Marangos

¿Cómo fue ese momento que te convocaron para ser parte del elenco?
Bueno, en realidad fue bastante extraño porque no veía a Susana Mosciaro (la directora) desde hacía más de un año, la había conocido audicionando para otra de sus obras y en esa oportunidad, si bien llegué a instancias finales terminó trabajando con otra actriz. Yo tengo la seguridad de que todo sucede por algo, y que hay veces que los proyectos no se dan porque no es el momento para cada uno, no se establece esa sincronía. Cuando me llamó para ofrecerme “Separarse de uno mismo” yo estaba trabajando con un texto muy complejo de la inglesa Sarah Kane, “Crave” que demandaba un entrenamiento muy arduo, tanto físico como espiritual en el que uno tenía que estar preparado para enfrentarse a temas personales muy arraigados en el inconsciente, nuestras sombras. De repente me encontré con un texto fresco, aparentemente simple pero profundo al mismo tiempo, en donde no pude evitar sentirme identificada con muchísimas de las situaciones que planteaba y que al mismo tiempo lograba arrancarme una sonrisa. No lo dudé ni un minuto, esa obra era para mi. Pocas veces me había pasado de toparme con un guión tan sólido desde el comienzo, eso es mérito de su autor Fernando Salvucci, por supuesto, y de su gran generosidad al permitirme intervenirlo y aportar de mi parte al texto.

¿llevo mucho tiempo el armado de la obra?
Paradógicamente no, el proceso fue muy corto a comparación de otros que he transitado. Una de las cosas que le comenté desde un principio a la directora al momento de convocarme era que tenía previamente organizado un viaje a Europa, por lo que durante un mes estuve ausente, y uno de mis miedos era no poder adaptarme a los ensayos luego de mi viaje, pero por suerte todo se dio de una manera natural y fluyó perfectamente, la verdad es que con mis dos compañeros (Leandro Sandonato y Lucas Foresi) se generó una química al instante y nos divertimos muchísimo en cada ensayo, ambos son muy generosos y nos complementamos muy bien, todos aportamos para enriquecer la puesta desde nuestro lugar.

¿Qué cosa o que sensación has sentido cuando termino el ensayo general o primera función?
La primera función fue mágica, como digo siempre, esta obra está angelada. El aplauso y los comentarios que recibí luego de ese estreno no me los voy a olvidar más. La sensación fue de tranquilidad y felicidad en estado puro, ese sentimiento que sólo un artista que hace lo que vino a hacer puede entender. Es muy gratificante cuando tu trabajo logra hacer pasar a la persona que te está viendo por diferentes estados, llevándolos desde la risa hasta la emoción y por sobre todo, provocar una reflexión sobre sus propias vidas, desestabilizarlos, hacerlos pensar, movilizarlos, despertar algo bueno y positivo en ellos. Si como actor logras tener la suerte de encontrar una historia, unos compañeros y una dirección que trabajen juntos en una misma sintonía en pos de aportar algo para mejorar un poquitito la vida de alguien, podés sentirte afortunado porque tu trabajo valió la pena, aunque lo vean cinco, cincuenta o quinientas personas.


Básicamente y sin contarnos el final de la historia ¿Qué nos cuenta la obra?
La obra se llama “Separarse de uno mismo” y básicamente se trata de eso, de lograr identificar en uno cuando hay algo dentro de vos que ya no es igual, que ya no sirve, que ya terminó, que ya no está, y poder liberarlo, dejarlo ir, aunque duela, para seguir hacia adelante más liviano y sobre todo, fiel a uno mismo. Muchas veces nos aferramos a un pasado felíz que ya se fue. A veces de manera caprichosa no somos conscientes, o no queremos darnos cuenta, que la vida cambia, uno cambia constantemente, y el aferrarse a lo viejo lo único que hace es generarnos cargas y no dejarnos avanzar. Por supuesto que todo esto no es el argumento de la obra, pero sí el mensaje, o al menos el mensaje que yo como actriz interpreto y quiero transmitir. La historia nos lleva a conocer a tres personajes, Oscar y Julio son hermanos, el primero aún vive en la casa familiar a la que mantiene intacta desde que sus padres murieron. Julio, por su lado, es un exitoso profesional que llega junto con Carolina, su pareja, para proponerle a Oscar la venta de la casa y división de las partes, pero Oscar tiene otros planes muy distintos… A medida que avanza la trama vamos conociendo en profundidad las personalidades y anhelos de cada uno y cómo éstos van mutando y saliendo a la superficie.

¿Cuál fue el mayor desafío, al momento de empezar a armar el personaje?
Cada personaje que encaro es un desafío en sí mismo y trato en la medida de lo posible de que cada proyecto sea bien distinto al siguiente, no sólo para ampliar mi registro actoral y no encasillarme, sino sobre todo para permitir trabajar en mi misma cosas diferentes. En el caso de este personaje, Carolina, tengo que decir que lo disfruté muchísimo, tiene mucha comicidad, mucha chispa y encanto, y al mismo tiempo mucha angustia contenida. Carolina es una mujer que se ve totalmente opacada en su esencia por su pareja, Julio. Una mujer que solía tener muchos sueños, una mujer idealista, fresca, divertida, que lentamente fue perdiéndose en este hombre, al cual ama, pero que no la deja ser quién es. El personaje a lo largo de la obra atraviesa un arco dramático donde comienza siendo de una manera y a medida que se desarrollan los acontecimientos (sobre todo al verse de alguna manera contrastada en el espejo que representa para ella Oscar) empieza lentamente a darse cuenta en quién se convirtió, lo cuál puede ser muy angustiante en un primer momento. Entonces, actoralmente, el desafío reside ahí, en la transición, en estar presente en cada paso, que es indispensable para que el personaje logre llegar a donde tiene que llegar.

Me imagino que después de estos años arriba de un escenario debe haber un tipo de obras teatrales que te gustan más que otras… ¿Cuáles son tus preferidas para actuar y cuales para ver?
Empecé haciendo teatro hace quince años (aunque sospecho que en realidad hace mucho más), y siempre me pasaron experiencias muy llamativas: las obras me suelen elegir a mi. No en un sentido metafórico, de alguna manera u otra atraigo siempre obras que me tocan de alguna forma. Yo tomo el teatro (y el arte en todas sus expresiones) como una forma de transmutación, una herramienta valiosa para aprender sobre uno mismo y liberar cosas. Bueno, si nos remontamos a sus orígenes el teatro tenía esa función ritual de liberación y catarsis. Sin irme por las ramas ni a temas demasiado aburridos voy a simplificar mi respuesta: mis obras preferidas para actuar son las que representan un desafío y que me obligan a indagar en temas propios que tenga la necesidad de resolver o al menos transitar en ese momento. Y por último con respecto a las obras preferidas para ver debo decir lo mismo, prefiero las que tocan conflictos que me interesen personalmente en ese momento dado, aunque muchas veces uno se deja guiar por la intuición… a la que no hay que subestimar en absoluto.

Seguinos en:

siguenos en facebook siguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram sígueme en Blogger

No hay comentarios.:

Publicar un comentario