Obras de Teatro, Recitales, Entrevistas, Cartelera Teatral, Cine, Eventos Culturales y artisticos, Festivales Nacionales e Internacionales

miércoles, 25 de mayo de 2016

Entrevista a Nabila Jatib – Actriz de AGÓN


·         ¿Cómo se llama?

Nabila Nur Jatib

·         ¿Qué edad tiene?

24 años




·        ¿Por qué decidió ser artista?

VIVO EL ARTE COMO CANAL DE EXPRESIÓN, NO FORMA PARTE DE UNA DECISIÓN QUE REQUIERA EVALUACIÓN PREVIA PARA LUEGO TOMAR LA DETERMINACIÓN Y "SER" TAL COSA. SER ARTISTA ES SER UNO MISMO CON UNO MISMO, SIMPLEMENTE SER.

·         ¿En qué edad nació esa pasión por la actuación que tiene?

Difícil de responder. No lo tengo registrado en el calendario exactamente,  pero sé y recuerdo que a los 4 o 5 años ya hacía shows de tipo varieté para un público selecto entre los que se encontraban celebridades de culto con criterio subjetivo y jurado de alta envergadura sobornados con sonrisas de niña y caramelos: mi familia. Calculo que la pasión ya estaba en ese entonces, sólo que no sabía que llevaba ese nombre.

·         ¿Cuantos años tenía cuando comenzó el camino de la actuación?

Tenía 6 años cuando hice un taller de actuación por primera vez, estaba en un grupo acorde a mi edad y para mí era pan comido. Me pasaron al grupo de los más grandes: tenían 10. Ahí me pareció que estaba más igualada. (Jajajajajaja, es real)

·         ¿Sus padres lo apoyaron para ser artista?

Mis papás muchas veces me apoyan más de lo que yo me apoyo en mí misma. Quizás quieren que me vaya bien para que puedan recuperar toda la plata que gastaron pagando mis talleres desde 1998 hasta el 2009 que salí a trabajar.

·         ¿Qué tipo de música le gusta más?

Que no suene hipócrita si digo que me gusta escuchar de todo, me gusta escuchar lo que no conozco. Es raro que no me guste un estilo en particular. Tengo ciertas preferencias, claro. El rock nacional se posiciona en el podio.




·         ¿Siempre quiso ser artista o que quería ser cuando era niño?

Seguramente de chica ya me consideraba vinculada al arte, lo tenía incorporado. Si no estaba bailando, estaba cantando, si no estaba haciendo ninguna de las dos, estaba imitando a alguien o creando las voces de mis "amigos invisibles".

·         ¿Cuáles eran sus sueños cuando era niño y ahora que es grande los llego a cumplir?

Siempre soñé con tener mi laboratorio de arte (se traduce a lo que conocemos como escuela), dirigir, llevar la batuta de ese lugar, gestionarlo. No sé si enseñar yo particularmente, todavía no exprimí todo el jugo de la docencia. Cuando era chica me imaginaba la disposición de ese lugar, las salas de ensayo, espejos, vestuarios. Debe estar dibujado en alguna servilleta. No lo cumplí aún pero no faltará oportunidad. Si cumplí otros sueños más realistas que no requieren de una inversión económica tan irrisoria.

·         ¿Qué les diría a sus seguidores acerca de los sueños que tienen de ser alguien en la vida?

Si es que tengo seguidores, les diría gracias primero. Y segundo que ya son alguien en la vida por el sólo hecho de tener un sueño. Cumplir los sueños no es una meta únicamente, sino que los recorridos y procesos muchas veces nos enseñan más que haber llegado a ese ideal.

·         ¿Qué siente cuando sube al escenario?

Que estoy viva!!! Que nada más importa.

·         ¿Qué opina de las escuelas de música o actuación que hay?

Son útiles,  no hay que fanatizarse ni casarse con nadie. Es bueno tomar herramientas de diferentes maestros, pero la verdadera enseñanza no va a estar en un solo lugar, nadie tiene la verdad absoluta. Es bueno formarse siempre. Y cuantas más voces escuchemos, más vamos a afilar el oído para sacar nuestras propias conclusiones.


·         ¿Usted estudio en alguna escuela de actuación o música?

En más de cinco seguro.

·         ¿Qué opina de la educación?

Que es la piedra fundamental.

·         ¿Hasta dónde estudio?

Hasta donde me da la vida.

·         ¿Le gustaba estudiar cuando era niño?

Me gustaba cuando los maestros no transmitían sus frustraciones. En mi educación primaria tuve más momentos de goce que malos recuerdos.

·         ¿Cree que el arte escénico o la actuación son importantes en nuestras vidas? ¿Por qué?

El teatro nos muestra lo que muchas veces no estamos preparados para enfrentar en la vida. Ya sea por el contexto en el que estamos inmersos, las condiciones sociales, los prejuicios y la condena de terceros. El teatro es, por excelencia, el terapeuta de muchas sociedades. Los griegos llevaban a la representación dramática dilemas existenciales del hombre que eran incapaces de ser resueltos por mérito propio o individual; lo exponían en el Ágora con el pueblo-público presente y se debatía cómo resolverlo y de qué forma. Lo que decantó en lo que hoy conocemos como democracia. Imagínense si no es importante! Claro que hoy el arte escénico tiene otro peso, se enmarca en otros cánones que definen el circuito comercial, como Bossi, Tinelli y otras yerbas bravas.

·         ¿El nombre de esta página es La Bitácora del Artista, como tal que es lo que guardarías en la Bitácora para que otros visitantes vean?

Una foto sacada desde arriba de un escenario mirando hacia el público, la sala llena, las luces encendidas y la gente aplaudiendo.

·         ¿Qué les diría a las personas que no le gusta actuar, cantar o ser un artista?

Que hagan lo que les guste hacer! Si encuentran placer en la medicina, los negocios o el deporte, buenísimo. Pero, guiñando el ojo y con letra chica, prueben al menos una vez en la vida, dejar los prejuicios de lado y hacer un cursito de actuación! Espanta a los fantasmas de la timidez y enciende los cables de la imaginación!



1 comentario:

  1. http://edant.clarin.com/diario/2000/05/14/s-04815.htm
    LUZ, CAMARA, ACCION. No hay dudas. Nabila nació para brillar. "Me encanta que me miren, me fascina estar en un escenario, que me enfoquen las luces y que me aplaudan". Con su larguísimo pelo, sus gigantes ojos negros y su estatura de 8 años, parece una pequeña Shakira, su "ídola".
    Todas las tardes de Nabila Jatib están dedicadas al espectáculo. Algunas hace teatro, otras baila jazz y zapateo americano. "Y cuando tengo tiempo conduzco un programa de televisión y otro de radio", explica. Aunque aclara que nadie la puede ver en su semanal ecológico y sus micros de noticias porque no están en el aire. Por ahora, debe conformarse con el decorado del living de su familia en Caballito.
    Cuenta orgullosa que ya subió al escenario del teatro General San Martín, del Metropolitan y de otro en Mar del Plata. "No me pongo para nada nerviosa, me gusta que me miren, y en realidad lo que más me gusta son los camarines llenos de espejos y disfraces", cuenta.
    Sus papás, Samira (35) y Rubén (39), ya se convencieron de que Nabila será famosa. Y la idea les gusta. Por eso la acompañan a las audiciones, los castings, las obras de teatro. Le sacan fotos, la filman.
    "No hay nada más lindo que ver a un hijo realizarse en lo que le gusta", dice Samira. "Y sí, me encantan las luces", acota como si hiciera falta Nabila Nur, que en árabe significa "mi bella luz".
    Te acordas de este tu primer reportaje.
    Te AMO hija.
    Nadim

    ResponderEliminar