Obras de Teatro, Recitales, Entrevistas, Cartelera Teatral, Cine, Eventos Culturales y artisticos, Festivales Nacionales e Internacionales

lunes, 18 de julio de 2016

Peppa Pig, y la busqueda del tesoro (Crítca)



Como bien sabemos todos lo que tenemos chicos pequeños, el dibujo animado que está de moda es Peppa Pig, y dada la proximidad de las vacaciones de invierno este simpático personaje se presentaba en un teatro del centro porteño. Como no podía ser de otra manera, cuando hablamos del centro porteño, estamos hablando de Av. Corrientes.
Mi hijo que es fanático de Peppa Pig, no se podía perder este evento. Así que preparamos el bolso y partimos hacia el centro porteño.
Ni bien llegamos a la avenida Corrientes y 9 de Julio ya empezamos a observar todo el merchandising sobre este simpático personaje.
El espectáculo se presentaba en el Teatro Gran Rex. Que está situado apenas a unos 200 metros de la avenida Nueve de Julio y avenida Corrientes.
Teatro:
Ni bien llegamos al Teatro Gran Rex, nos dieron las indicaciones por donde entrar a la sala. Siempre hay que tener en cuenta que debemos tener las entradas a mano para indicar al personal la ubicación donde tenemos los asientos.
El día se presentaba fresco, y esa era una de mis preocupaciones. Ya que la espera en calle iba a ser un problema. Por suerte, o con gran criterio la sala se encontraba abierta 30’ antes de que comience el espectáculo.
El ingreso fue ordenado, teniendo en cuenta que la sala cuenta con un espacio de algo más de 3.200 espectadores.
En nuestro caso en particular, teníamos Plateas Súper Pullman, que se encuentran en un primer piso. A simple vista no cuenta con acceso para personas discapacitadas. Pero bien debemos recordar que la sala cuenta con Plateas en planta baja donde no hay mayores inconvenientes para su acceso. Algo importante para tener en cuenta en el momento de hacer las reservas de las misma.
Una vez ingresados a la sala, una persona nos indicó correctamente las butacas que nos correspondían.



Obra:
Una vez ubicados en la butaca, solo nos quedaba esperar a que aparezca en escena la famosa Peppa Pig, que mi hijo tanto admira.
Mientras tanto me tome unos minutos para mira el teatro. Y cuando lo hacía me venía a la mente la cantidad de veces que había venido a este complejo a ver eventos en mi juventud.
El lugar se veía tal cual, nada había cambiado, como si el tiempo se hubiera detenido. Está claro que la sala se encontraba lleno de chicos… pidiendo a los gritos que aparezca Peppa Pig en escena Ya!!!.
La obra empezó tal cual el horario programado. Eso ya es importante.
Se van bajando las luces del teatro, y los niños de la sala empiezan a emocionarse porque saben que va a aparecer en escena eso que tanto les gusta.
No vamos a contar, como es nuestro estilo, la historia de la obra.
Pero si te voy a contar que aparecen en el transcurso de toda la obra, que es básicamente la búsqueda de un tesoro, casi todos los personajes amigos de este simpático personaje.
El evento dura almo más que una hora y veinte minutos. Pero con gran criterio los organizadores del evento hacen un paréntesis en la obra aproximadamente a la mitad de la misma.
La obra como tal está bien lograda, tomando como referencia que mi hijo de 2 años se quedó quieto en su butaca durante todo el espectáculo. En casi todo momento los simpáticos personajes interactúan con el público, sin que en ningún momento ninguno de los personajes baje del escenario como ninguno de los espectadores suba al mismo.
Con una historia simple, y llena de música, los más pequeños pasaron un momento más que agradable junto a sus personajes favoritos. Y mirando un poco a mi alrededor, podríamos decir que los adultos, entre los cuales me incluyo, hemos disfrutado de la felicidad de nuestros hijos, como así también un poco mirando el escenario y divirtiéndonos junto a ellos. A pesar que yo creo que muchos de los adultos que estábamos ahí, por algún momento recordábamos algún artista, banda de música o evento que hace algunos años atrás fuimos a ver.
Agradecimientos:
Muchas gracias a Teatro Gran Rex, por la excelente atención recibida. Y como es de costumbre muchas gracias al maquinista de la Línea B de subterráneos que nos llevó y nos trajo de vuelta a mi casa.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario